La Fiscalía contempla pedir los testimonios de los secretarios del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), miembros de la Federación Universitaria Local (FUL) de diferentes universidades del país y otras pericias en el marco de las investigaciones contra el dirigente universitario Max Mendoza.

La imputación formal contra esta persona señala también que se tiene previsto realizar allanamientos a oficinas de la CEUB. La comisión de fiscales planteó que Mendoza podría interferir en las averiguaciones por lo que pidió detención preventiva en San Pedro.

La tarde de este domingo se realizará la audiencia de medidas cautelares, donde se definirá la situación legal de Mendoza, aprehendido ayer en Cochabamba.

Puede leer: Quién es Max Mendoza, el universitario de 52 años que lleva más de dos décadas como dirigente

El dirigente de 52 años de edad, permaneció en la universidad más de 30 años sin concluir ninguna carrera y fue dirigente estudiantil por más de 20 años. Es acusado de los presuntos delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica.

Es investigado por presuntamente haberse “beneficiado de manera irregular con el nombramiento de Secretario Nacional a.i. del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) con el pago de haberes y beneficios sociales, sin cumplir con los requisitos mínimos para ocupar el cargo, explicó la Fiscalía Departamental de La Paz.

Comentarios