José Antonio de Gabriel, Jefe de misión del Centro Carter que participó como veedor de las pasadas elecciones, dijo que ya se ha presentado un informe el pasado 23 de octubre en el que se hacía un análisis de los comicios. Destacó, entre otras cosas, la transparencia de unas elecciones conducidas por el Tribunal Supremo Electoral al que calificó de imparcial "que hizo esfuerzos por clarificar este proceso".

Sobre la carta de la vocal del TSE, Rosario Baptista Canedo que solicitó la Organización de Estados Americanos (OEA), se realice una auditoría “especializada e independiente” al padrón electoral vigente, mencionó que se esta persona deberá aportar algún dato más sólido para sustentar esa afirmación.

"A nosotros nos ha sorprendido esta revelación; yo me atengo a las explicaciones que se ha dado ayer de parte del TSE que ha negado rotundamente la existencia de este (...) cuando se hace una denuncia tan grave sobre algo tan importante es imprescindible que se aporten pruebas rotundas, sino se está haciendo un flaco favor a la democracia", enfatizó de Gabriel.

El pedido de la vocal

Baptista Canedo pidió a la OEA se investigue la "posible existencia de un bloque de data alterna, técnicamente reservado, con acceso privilegiado, restringido y secreto fuera del alcance de quienes hasta ahora verificaron la integridad de ese padrón y que en ésta y otras elecciones pudiera haber inducido o condicionado el resultado final”.

Anoche, el presidente del TSE, Salvador Romero, rechazó esta versión al decir que "no existen pruebas ni siquiera indicios, de ser así hubieran sido expuestas por la auditoría de la OEA o los observadores internacionales”.


Comentarios