La delegación chilena en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya rechazó que ese país tenga la obligación de pagar si se mantienen los canales artificiales sobre el Silala. 

El jurista de la delegación chilena, Alan Boyle indicó que: "Si Bolivia tiene la intención de mantener las canalizaciones, Chile no tiene la obligación de pagar por la entrega continuada del agua del Silala, que fluiría de forma natural a ese territorio". 

Agregó que la decisión de mantener o no los canales es un derecho y una decisión soberana de Bolivia. 

Boyle calificó como una posición "absurda y excluiste de cualquier fundamento" la intención de Bolivia de pedir compensación. 

El abogado insistió que Chile no tiene una obligación legal de pagar por mantención de los canales artificiales sobre el territorio de Bolivia.

Un día antes, en la intervención de alegatos de Bolivia, la delegación confirmó que busca una compensación económica por parte de Chile. 

En la cuarta jornada de alegatos, Boyle también dijo que Bolivia se pone en rol de ser víctima de la topografía.

 "Si los canales en su territorio fueran desmantelados, el agua del río Silala fluiría a Chile de todas maneras. Es revelador que no pueden citar precedentes en apoyo a su posición.

Señaló que un Estado aguas arriba no puede cargar a otro,  aguas abajo, por aguas que emanan de su territorio y por obras que "nunca fueron solicitadas". "Un río con obras adicionales 

El jurista agregó que Chile tampoco tiene una deuda histórica con Bolivia. 

Comentarios