Una deuda de 2,3 millones de bolivianos con el Estado es lo que saca a Manfred Reyes Villa de la carrera por la Alcaldía de Cochabamba. El dos veces candidato a la presidencia, exalcalde y exgobernador de la Llajta, pretendía volver al sillón edil, pero fue inhabilitado por el Tribunal Departamental de Cochabamba por tener una sentencia ejecutoriada y un pliego de cargo de Contraloría.

Según José Luis Santistevan, abogado constitucionalista, el caso de Reyes Villa no da ni siquiera para interpretaciones, ya que está inscrito en el artículo 234 de la CPE, que establece los requisitos para acceder a un cargo público. “Por más que gane o no, está liquidado”, dijo Santistevan.

El jurista señala que la inhabilitación de Reyes Villa, que pasó casi una década en Estados Unidos con refugiado, es por deuda con el Estado y en estos casos, según la misma Carta Magna, se pierde el derecho hasta a la ciudadanía.

En este caso, pagando el pliego de cargo, que debió ser firmado y emitido por el contralor general del Estado, luego de procesos iniciados en la regional de Cochabamba, Reyes Villa tendría restituidos sus derechos políticos con un simple trámite.

Comentarios