Tras la posición del Gobierno que en base a una sentencia considera que el TCP señala que la sucesión de Jeanine Añez fue un golpe de Estado, el abogado constitucionalista José Antonio Rivera tiene tres observaciones a esa lectura. 

Es un recurso directo de nulidad, no de inconstitucionalidad, que fue planteado por la exdiputada Fernández el 19 de noviembre del 2019, y después de dos años el tribunal emite esta sentencia”, manifestó Rivera como primera observación.

PUEDES LEER: Ministro Lima: "El Tribunal Constitucional ha ratificado que ha habido un golpe de Estado"

Por otra parte, el abogado señala que la renuncia de Rivero fue a su cargo en la directiva de la Cámara de Diputados, no a su curul de diputada.

“Cuando tiene que renunciar al curul de diputado o diputada efectivamente se tiene que presentar la renuncia por escrito ante la plenaria de la cámara, pero en este caso renunció, no al cargo de diputada, sino al de primera vicepresidenta”, sostuvo Rivera.

Sobre la Presidencia en la Cámara de Diputados que reclamaba la diputada Margarita Fernández y por la que interpuso el recurso de nulidad contra Susana Rivero y Sergio Choque, el TCP señaló que su cargo era temporal y circunstancial.

TE PUEDE INTERESAR: Experto da otra lectura del fallo del TCP: “Queda destruida la lógica de que hubo golpe de Estado”

“Eso es un grave error porque la esencia de un vicepresidente precisamente es para reemplazar al presidente en caso de acefalía temporal o definitiva”, señaló.

Rivera señala que cuando la acefalía es definitiva por renuncia entonces el vicepresidente tiene que reemplazar hasta completar mandato, "máximo en este caso cuando el mandato (que resta) es de un año".

“Por lo tanto no había razón alguna de elegir otro presidente de la Cámara, sino que la segunda vicepresidenta asumía la Presidencia por renuncia del presidente y de la primera vicepresidenta, debería concluir el mandato”, concluyó el jurista.


Comentarios