El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, cambió ayer domingo la descripción de su biografía en Twitter para describirse como “dictador de El Salvador”. En este espacio solía identificarse como Presidente de El Salvador o Papá de Layla.

La modificación surge en medio de una ola de críticas por varias de las recientes decisiones de su gobierno que lo acusan de encabezar un régimen autoritario que no respeta la independencia de poderes.

Ni el presidente salvadoreño ni alguno de sus funcionarios ha denunciado algún tipo de intervención externa en la cuenta de “@nayibbukele” por lo que se cree que fue el mismo mandatario el que hizo el polémico cambio.

PUEDES LEER: Bukele inicia la era bitcoin en El Salvador con contratiempos y desconfianza

El pasado viernes, Bukele, promulgó un decreto legislativo que pasa a retiro a un tercio de los jueces y una medida similar que afecta a los fiscales, pese a protestas en el país y en el extranjero. Las personas que ejerzan dichos cargos deberán ser retirados al cumplir 60 años de edad, lo que ha sido considerado un grave retroceso para su democracia.

Miles de salvadoreños se manifestaron el pasado miércoles para reclamar al presidente Nayib Bukele el respeto a la separación de poderes y en rechazo a la instauración del bitcóin como moneda de curso legal.

Tras las masivas manifestaciones, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, acusó a la comunidad internacional de financiar las protestas opositoras, que culminaron con la quema de una caseta donde funcionaba un cajero para operar con bitcoines, plan estrella del mandatario.


Comentarios