La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano de la Organización de los Estados Americanos (OEA), pidió al Estado de Bolivia informar sobre la salud expresidenta Jeanine Áñez, quien se encuentra con detención preventiva en la cárcel de Miraflores. 

El Gobierno nacional tendrá siete días para informar sobre las condiciones de salud y de detención de la expresidenta ante este organismo internacional. 

Al respecto, el abogado internacionalista con residencia en EEUU, Björn Arp, asegura que el Estado Boliviano tendrá que cumplir de forma vinculante esta petición de informe de la CIDH

Puedes leerSuspenden audiencia de cesación de detención de Jeanine Añez

Una vez que la CIDH tenga la información del Estado Boliviano, el organismo internacional evaluará y definirá si existen vulneraciones a los derechos de Añez para otorgarle o negarle las medidas cautelares.

“El procedimiento es muy rápido y flexible, una vez que la comisión conozca la posición del Estado Boliviano, la comisión tiene un amplio poder para otorgar o no las medidas cautelares”, dijo el jurista a Unitel.

El Estado estará obligado a cumplir de forma vinculante la determinación que tome la CIDH respecto a la situación jurídica de Añez, anticipó el especialista.

“Si, el estado boliviano deberá cumplir porque Bolivia está sometido a una larga lista de tratados y de instrumentos internacionales en materia de Derechos Humanos, estas decisiones son instrumentos que Bolivia debe de cumplir”, sostiene el experto en leyes internacionales.

Puedes leerSuspenden audiencia de cesación de detención de Jeanine Añez

Respecto a las medias cautelares solicitadas por la defensa de Añez, la CIDH podrá o no brindar este dictamen para dar condiciones humanas a la solicitante. 

“Pueden beneficiar para ser un claro mandato del Estado, otorgarle una libertar o para darle una detención más humana acorde a los estándares internaciones”, agregó.

  ​




Comentarios