Luciendo guirnaldas colgando del cuello, el exministro de Gobierno, Carlos Romero, asistió al acto en Chimoré donde se presentó el expresidente Evo este miércoles. Celebró la victoria de Luis Arce y David Choquehuanca como presidente y vicepresidente de Bolivia, respectivamente, pero aclaró que la dirección la tiene Morales. 

“El binomio que está ejerciendo el gobierno es legítimo, ha ganado por propio mérito la Presidencia y Vicepresidencia, pero la dirección política y estratégica del proceso es de Evo Morales”, manifestó Romero. 

Para el exministro de Gobierno, lo ocurrido en las elecciones del 18 de octubre es un hecho histórico que ratifica el “liderazgo indiscutible de Evo Morales”.

Aseguró que los procesos por los que era investigado se han extinguido porque se ha cumplido el tiempo y no se le ha podido demostrar nada. “Ha sido una persecución política, policial y judicial”, señaló. 

Romero agregó que cuando estaba en la cárcel de San Pedro le ofrecieron involucrar a Evo Morales en el narcotráfico a cambio de recibir ayuda; sin embargo, no aclaró quienes fueron los responsables. 

Me he resistido y le he comunicado a Evo, y por eso me siento orgulloso”, señaló Romero.