La sesión del Concejo de Warnes que estaba convocada para las 10:00 de este jueves fue suspendida, porque aparentemente no existen las garantías para que se realice sin problemas.  Vanesa Uriona una de las involucradas en el  conflicto señala que se encuentra trabajando para darle viabilidad al municipio.

Una tensa calma se vive en Warnes. El bando que apoya Vanesa Uriona para que continúe dirigiendo la Alcaldía realizó una vigilia con pañuelos blancos en el edificio municipal, otro grupo en silencio se mantiene en los alrededores.

La Policía está resguardando la infraestructura de la Alcaldía, para evitar que por los enfrentamientos se dañe la propiedad pública.

“Quiero aclarar que si hemos cambiado ha sido porque Mario Cronenbold que era el alcalde electo renunció y después también dimitió quien estaba como interina. Fue en esa circunstancia que el Concejo me elige como alcaldesa”, señaló Vanesa Uriona a Unitel.

Uriona también le pide a Benigno Choque, el concejal que disputa el sillón municipal, que deponga su actitud, le recordó que la Alcaldía intenta gestionar los 42 mil desayunos para niños en edad escolar.

“Hoy me he dirigido al Banco Unión, pero me dicen que el señor Choque ha presentado documentación paralela a la mía y por eso la cuenta del municipio está congelada”, señaló Uriona, quien a pesar del contratiempo aseguró que esta mañana estuvo por la Oficina de Desarrollo Humano, para agilizar el trámite del desayuno escolar.