Tras haber pasado la noche en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en La Paz, el excuñado de Arturo Murillo y su exedecán fueron enviados a la Fiscalía donde debían declarar. Desde la Fiscalía se informó que ellos no son investigados por el caso gases lacrimógenos, sino por legitimación de ganancias ilícitas.

La Fiscalía todavía no brindó información oficial sobre las declaraciones que realizó Daniel Aliss Paredes, excuñado de Murillo y tampoco del ayudante de órdenes Daniel Bellota. Se anunció que esta tarde se brindará información ampliada sobre la situación de los aprehendidos.

El miércoles, el Ministerio de Gobierno reveló que Aliss Paredes visitó en cuatro oportunidades una entidad financiera en Cochabamba para retirar dinero de una caja de seguridad para depositarla en cuentas del exministro de Gobierno.

Se pudo conocer que el excuñado de Arturo Murillo no es investigado sobre la compra de gases lacrimógenos con sobreprecio; sino más bien por legitimación de ganancias ilícitas, pues no se conoce el origen del dinero que ambas personas depositaron a favor del exministro de Gobierno.

Las últimas horas realizó un allanamiento en una vivienda en Cochabamba del exministro Murillo y se espera que ocurra lo mismo en otros departamentos. 



Comentarios