Sucre se declara libre de barbijo en sitios abiertos; sin embargo, el uso de este elemento de bioseguridad sigue siendo obligatorio en espacios cerrados. 

Eduardo Lora, concejal municipal de la capital del país, remarcó que en plazas, parques y calles se deja de ocupar barbijos, pero es aún obligatorio en iglesias, escuelas, universidades  y oficinas, entre otros. 

Desde el 2020, tras el reporte de los primeros casos de coronavirus en el país, las autoridades nacionales normaron el uso de barbijo. Además, distintos municipios aprobaron leyes municipales para establecer su obligatoriedad. 

Sobre Sucre, Lora, señaló que si en los próximos días sube la incidencia del coronavirus se convocará a sesión para analizar la decisión asumida este miércoles. 

 

En otras zonas

Además, el alcalde de La Paz, Iván Arias pidió en reiteradas ocasiones al Gobierno nacional que se libere el uso de barbijo en sitios abiertos. Sin embargo, a la fecha no se dio curso a este pedido. 

Hace una semana, el ministro de Salud y Deporte, Jeyson Auza remarcó que, pese a que en países vecinos se aprobó dejar de ocupar barbijo, en Bolivia se mantiene esta medida de bioseguridad, pues existe riesgo de un nuevo repunte de contagios.  

Te puede interesar: Ministerio de Salud descarta en lo inmediato liberar el uso del barbijo en Bolivia

"Yo creo que ha llegado el momento de que el Gobierno (nacional) evalué la necesidad de sacarnos el barbijo y más bien fomentar más vacunación. Yo creo que tenemos que ir a la cuarta y quinta dosis. En otros países ya han pasado la cuarta y está rumbo a la quinta dosis. Está comprobado que lo único que nos puede proteger es la vacunación”, insistió Arias. 

Comentarios