La salud y detención de la expresidenta Jeanine Añez han sido motivo de pronunciamientos nacionales y del exterior. Un analista sostiene que la situación es crítica pues el Estado está vulnerando su libertad y la dignidad de una persona.

“Es una situación crítica del Estado contra el individuo y a la fuerza del Estado contra la dignidad del individuo”, manifestó Orlando Peralta, analista político.

Para Peralta la situación de la expresidenta llama la atención de la comunidad internacional y fruto de ello, la Organización de Naciones Unidades (ONU) ha pedido que se respete el debido proceso y los derechos humanos.

“Es un delito de lesa humanidad”, manifestó Peralta.

Peralta considera que toda la fuerza política y la violencia legítima del Estado está recayendo sobre Añez.

“Su libertad está restringida y su salud está en juego, son dos situaciones críticas para cualquier ser humano y justamente en Bolivia se está dando esto”, señaló.

El viernes por la tarde un juzgado en La Paz determinó el traslado de Jeanine Añez a una clínica para que reciba asistencia por problemas de salud; sin embargo, el Ministerio de Gobierno y la Procuraduría interpusieron recursos que evitaron esta situación.

La madrugada de este sábado, la expresidenta fue sacada de la cárcel de Obrajes. Ella indicó que le indicaron que era trasladada a un centro de salud; sin embargo, fue enviada a otro recinto penitenciario. ​

Comentarios