Evo Morales se refirió este domingo al paro cívico convocado por el sector gremial y apoyado por el movimiento cívico nacional, el Conade y líderes políticos. El líder del Movimiento Al Socialismo está convencido en que la medida será un fracaso y que si hay bloqueos serán ejecutados por “pititas pagados”.

"Estoy convencido que el pueblo boliviano no va a parar, salvo unitos, bajo presión y bajo prebenda ¿Por qué el tema de los pititas pues? No tienen gente, pero agarran una pita, trancan la calle y listo, perjudican a la gente. De eso viven los pititas", manifestó Morales este domingo en la radio Kausachum Coca.

Morales denunció que se busca generar inestabilidad, comparando este llamado a salir a las calles con lo sucedido en 2019, cuando tras masivas movilizaciones renunció al cargo de presidente en medio de denuncias de fraude electoral.

Además denunció que estas movilizaciones buscan perjudicar los logros económicos del presidente Luis Arce y generar convulsión social en el país.

En la misma línea, el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, dijo que el paro del lunes solo pretende ir en contra de los avances y resultados del Gobierno nacional.

“A eso están apuntando, a que no lleguemos a las metas de fin de año, por eso es un misil dirigido para que nuestro Gobierno, el Gobierno de lucho (Luis Arce) y David (Choquehuanca) no muestren resultados positivos, claro como el gobernador no ha mostrado una sola obra en estos meses”, dijo en conferencia de prensa.

Comentarios