Evo Morales asegura que haberlo habilitado para que opte por un cuarto mandato en 2019 fue una “decisión soberana” por lo que la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) no tendrá ningún efecto jurídico en el país.

La Corte-IDH fue consultada sobre el argumento usado por cuatro gobiernos de cuatro países, entre ellos Bolivia, sobre si reelegirse de forma indefinida es un derecho humano y con ello habilitar la postulación a mandatos sin límite. El fallo aún no fue notificado a los Estados miembros de la OEA.

“El gobierno de Colombia que viola DD.HH de su pueblo y rechazó la presencia de la CIDH, pidió a la Corte-IDH una Opinión Consultiva acerca de las decisiones soberanas asumidas en Bolivia, Costa Rica, Honduras y Nicaragua. Esa Opinión Consultiva no es vinculante ni retroactiva”, escribió Morales en Twitter.

El tuit de Morales llegó unas horas después del escrito por el también expresidente Jorge Quiroga que asegura que los fallos de la Corte Interamericana son de cumplimiento obligatorio “incluyendo Nicaragua y #Bolivia, donde manipularon Convención con jueces/magistrados serviles, para pretender que reelección de Ortega y Morales era un derecho humano”.

Evo Morales señala que quienes promueven el fallo de la Corte CIDH son “los que nunca ganaron la elección” y volvió a asegurar que en 2019 le “robaron” los comicios.

La mañana del 10 de noviembre de 2019, unas horas antes de renunciar, el expresidente Morales anunció que las elecciones se anularían y se convocaría a nuevos comicios con un nuevo Tribunal Supremo Electoral. 

Sin Morales en el poder, su partido consensuó la anulación y aprobó una ley para nuevos comicios que inicialmente fueron convocados para mayo de 2020, pero que, a causa de la pandemia se terminaron realizando en octubre de ese año.



Comentarios