Arropado por decenas de sus seguidores, este lunes, cerca de las 10:00, el expresidente Evo Morales Ayma cruzó la frontera desde Argentina e ingresó por el municipio de Villazón. Visiblemente emocionado dijo que "no dudaba" que iba a retornar al país, pero que "no pensé que iba a ser tan pronto".

A Morales lo acompañó el presidente argentino, Alberto Fernández, que lo despidió entre abrazos y aplausos. En el grupo que retornó al país también estaba el exvicepresidente Álvaro García Linera y el exministro Sacha Llorenti

"Muchas gracias hermano Alberto (Fernández). Parte de mi vida queda en Argentina", dijo la exautoridad que llega un día después de la posesión de Luis Arce como nuevo mandatario del Estado Plurinacional de Bolivia.

La travesía de Morales será por tierra y tiene como destino final Chimoré, a donde llegará este miércoles. Allí, el senador y representante del sector cocalero, Andrónico Rodríguez, anticipó que se prepara un acto de bienvenida en el que participarán movimientos sociales y afines al Movimiento al Socialismo.

A un día de cumplir un año en el extranjero

Evo Morales salió del país un 11 de noviembre de 2019 luego de haber renunciado al cargo de presidente en medio de disturbios y problemas que se suscitaron tras las elecciones fallidas de octubre en el que se denunció un fraude.

Un avión de la Fuerza Aérea Mexicana llegó para recogerlo desde el aeropuerto de Chimoré y llevarlo a ciudad de México en donde recibió el respaldo del presidente Manuel López Obrador.


El 12 de diciembre del mismo año, dos días después que Alberto Fernández se impusiera en las urnas a Mauricio Macri, decidió trasladarse a Argentina, en donde estuvo asilado, y desde donde apoyó como jefe de campaña, la candidatura de Arce y David Choquehuanca.