"Si no es una purga, una depuración, tiene que haber y ponerse orden", dijo Evo Morales, presidente del Movimiento al Socialismo quien identificó problemas al interior del partido de Gobierno.

"Qué hacemos con algunos dirigentes, algunos asambleístas permanentemente hablando contra exministros, contra Evo, hasta contra el Gobierno. Nos damos cuenta que no son militantes porque un militante tiene que tener disciplina", planteó.

El exmandatario incluso habló de que existen "anti evistas" dentro del Gobierno y que "lo sospechoso es que hay autoridades que ni siquiera están afiliados al MAS".

Las palabras de Morales fueron respaldadas por el diputado Juanito Angulo que considera que "hay algunas autoridades que se están saliendo del margen y mostrando la indisciplina" y, ante eso, "se tiene que ajustar y depurar".

Por su parte, el diputado Renán Cabezas, dijo que en el MAS se tiene un estatuto orgánico en el que se contemplan sanciones pero que las mismas se deben definir en un congreso en donde se confirma una comisión disciplinaria para tomar una decisión y determinar "si algún militante ha faltado al estatuto, pero es el Congreso el que determina".

Comentarios