Patricia Hermosa, exapoderada de Evo Morales, asumió este martes como la nueva directora del Servicio General de Identificación Personal (Segip). Fue posesionada por el ministro de Gobierno, Carlos Del Castillo.

Antes de ser apoderada del exmandatario Hermosa fue jefa de gabinete por diez años durante su Gobierno. En sus primeras palabras como autoridad agradeció a Morales por haberle "enseñado a servir al pueblo" trabajando desde muy temprano hasta altas horas de la noche y de lunes a domingo.

"Jefe, con humilidad sabré seguir sus pasos", dijo Hermosa.

Hermosa estuvo en la cárcel delitos de terrorismo, sedición y financiamiento al terrorismo, en grado de complicidad por haber mantenido contacto con el expresidente Evo Morales, cuando este se encontraba refugiado en México y luego en Argentina.

Cuando fue detenida le secuestraron documentación de Morales, entre los papeles estaba la Libreta de Servicio Militar que se encuentra extraviada hasta la fecha y ha provocado la apertura de una investigación en contra de exautoridades de Ministerio de Gobierno.

Hermosa estuvo en la cárcel de mujeres de Obrajes durante seis meses y salió en el mes de julio.