Jaime Aparicio, exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), señaló en entrevista con La Revista de Unitel que el juicio contra Jeanine Añez debe ser una llamada de atención para todos los bolivianos, ya que el Gobierno ha mostrado qué ruta tomará para eliminar a cualquier voz que considere opositora.

“El Gobierno ha descubierto que más fácil que enviar a sus órganos de represión o de inteligencia van a usar la justicia para acusar de cualquier cosa a un adversario político, a un periodista y nos estamos encaminando hacia eso”, dijo Aparicio.

El exemabajador agrega que si se ve lo que sucedió con otros países con gobernantes afines al Movimiento Al Socialismo se puede corroborar cómo usan a la justicia para mantener su poder. “Vean lo de Nicaragua y verán cómo actúan bajo un mismo libreto fabricado en Cuba”, dice.

PUEDES LEERTras lectura de la sentencia contra Añez se alistan apelaciones en medio de cuestionamientos a la justicia

Jaime Aparicio asegura que las recientes palabras de Diego García Sayán, relator de la Organización de Naciones Unidas para la independencia judicial, ha quedado demostrado que la comunidad internacional no ve con buenos ojos cómo se actuó en el caso de Jeanine Añez.

“Esto significa que en el mundo ya se sabe que en Bolivia se ha practicado no un juicio legal, no un juicio dentro de las normas del estado de derecho sino una especie de venganza a través de un juicio político”, aseveró Aparicio.

Entre la tarde y la noche del miércoles se leyó la sentencia completa en contra de Jeanine Añez por el caso denominado Golpe II en el que se confirmó la condena a 10 años de cárcel.

Mire la entrevista con Aparicio:


La producción de La Revista invitó al ministro de Justicia, Iván Lima y a representantes de esta cartera para que se pronuncien respecto a las palabras del relator de la ONU , Diego García Sayán, pero se excusaron de participar en una entrevista.



Comentarios