"No nos provoquen porque la marcha se puede trasladar a Santa Cruz, ahí vamos a tomar las fábricas y las industrias", fue la frase que dijo el máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Huarachi, durante el discurso que realizó el pasado lunes en La Paz, tras la marcha de afines al MAS.

Al respecto, el exministro de Autonomías, Hugo Siles, señaló que las expresiones de algunos dirigentes, como el es el caso de Huarachi, son "propias, exclusivas, de una manifestación política, obviamente no compartidas por muchos, incluso por quien les habla" y "por muchos de los que asistieron a la marcha".

Añadió que esto también es parte "del disenso que puede haber en la expresión del dirigente y todo lo que tiene que ver con reivindicaciones, amenazas es parte de un discurso que en el momento del calor (...) pueden tener encendidas demandas y que se alojan efusivamente en el momento que está desarrollándose esta convocatoria que hizo el MAS".


Sobre el discurso, Siles también indicó que "es parte de una demostración en democracia que de una u otra forma que también merece la consideración del ambiente político", como de los ciudadanos que votaron en favor de Luis Arce y David Choquehuanca en las pasadas elecciones y que los eligieron con más del 55% de preferencia.

Comentarios