La Fiscalía descartó iniciar un proceso contra Evo Morales y otros dirigentes que habían sido denunciados por ser los autores de los bloqueos que en agosto impidieron la llegada de tubos de oxígeno a La Paz.

Las pruebas presentadas han sido insuficientes para sostener este caso y por ello hay archivo de obrados”, manifestó el abogado Andrés Zúñiga. 

En agosto, tras conocerse que por la pandemia el Tribunal Supremo Electoral (TSE) había postergado para el 18 de octubre las elecciones que debían llevarse a cabo el 13 de agosto, grupos afines al MAS iniciaron bloqueos en diferentes puntos del país.
Tras días de protesta, desde el Ministerio de Salud de La Paz se informó que quedaba oxígeno para 48 horas y había una importante cantidad de pacientes que requerían ayuda para respirar.

A pesar de ello, la situación no cambió, las protestas siguieron en pie y hubo dificultades para que los camiones lleguen hasta la sede de Gobierno. La situación fue calificada de inhumana por las autoridades y familiares de las personas que necesitaban oxígeno. 

Fue en esta circunstancia que María del Rosario Sandalio Garnica denunció a Evo Morales por los delitos de atentado contra la seguridad de servicios públicos, delitos contra la salud pública y por todos aquellos perjuicios causados por los bloqueos de carreteras que duraron cerca de dos semanas.

En el proceso, además de Evo, estaban denunciados, Juan Carlos Huarachi, secretario general de la COB; Carlos Orlando Gutiérrez, dirigente de la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia y Segundina Flores Solamayo, dirigente campesina.

Hoy la Fiscalía anunció el obrado de archivos, descartando iniciar el proceso contra Morales.

Comentarios