En el trabajo pericial entregado por una universidad española, y que ha servido para que la Fiscalía General del Estado pidiera cerrar el caso Fraude electoral, se comprobó la existencia de servidores que fueron introducidos fuera del protocolo y otras irregularidades más en este proceso. En el mismo también se señala, que no hay un dolo que compruebe la manipulación del resultado final.

Aldrin Barrientos, fiscal especializado anticorrupción, hizo énfasis en que el concepto de fraude "no está sentado dentro de nuestra normativa" y que han trabajado sobre la idea de la manipulación informática, "es el tipo penal que en este momento es relacionado con el caso que tenemos". 

Señaló que "
pese a negligencias" el estudio señala que la sola alteración de resultados, en este punto de la investigación, "nos dice que no era suficiente a efectos de establecer la alteración de los resultados del cómputo oficial".

Al respecto, el líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, señaló que este estudio “no es creíble, ni reemplaza a la verificación y evaluación in situ de la OEA, refrendada por la Unión Europea”.

Luis Fernando Camacho, gobernador cruceño, también resaltó que el trabajo de la organización internacional realizó una "auditoría vinculante que comprobó más de 70 irregularidades y hay evidencias claras de manipulación al sistema informático, pero a pesar de esto la injusticia masista cierra el caso".


Sobre la auditoría de la OEA, el fiscal Barrientos señala que esta  
habla de "la no confiabilidad de los resultado", pero resaltó que "no tiene fuerza vinculante" y que, en comparación con lo expuesto en el peritaje de la universidad española establece "que a pesar de la existencia de esas negligencias al momento del manejo del proceso electoral, no se ha generado ninguna alteración o modificación".

"Esos servidores, que inicialmente no estaban previstos y que se han introducido fuera del protocolo, no constituían base de datos, no podían ser alterados porque no almacenaban ningún tipo de datos ni del TREP ni del cómputo oficial eso permite establecer la no posibilidad, de manipulación de alteración del resultado del cómputo oficial", puntualizó Barrientos en entrevista con Unitel.

El fiscal también mencionó que no se está negando la existencia de irregularidades sino que se establece "que a pesar de todos esos datos negligentes, porque no se encuentra un dolo de cambio o manipulación de datos, no se advierte ningún tipo de modificación" y esa es la conclusión del equipo especial.

Comentarios