El analista político Marcelo Arequipa considera que el presidente Luis Arce Catacora obvió en su discurso por el aniversario del Estado Plurinacional al sector productivo, especialmente del oriente boliviano y se enfocó más en su militancia. 

“Ha sido un discurso que ha estado mucho más enfocado creo yo en hablarle más a la militancia y al MAS y creo que obnubila un poco, es decir pone un poco de sombra que no incluya al otro sector que fundamentalmente está ubicado en el oriente del país, el aparato productivo y donde hay un sector mucho más amplio de la clase media alta y alta del país”, dice Arequipa.

El politólogo no ve que el mandatario sea un gobernante “transformador” sino un “gestor” de la cosa pública.

“Tenemos un presidente es un gestor que no se anima a hacer transformaciones, no hay transformación en salud, en educación, en economía, en la justicia, no hay señales de transmisión importantes en un momento en que lo necesitamos”, dice.

Arequipa lamentó que la única mención que Arce hizo al sector empresarial fue cuando habló del Impuesto a las Grandes Fortunas y la ampliación del plazo del periodo de gracia del pago de créditos.




Comentarios