Tras el anuncio del ministro de Justicia, Iván Lima, de un juicio impulsado por el Gobierno central por un supuesto ultraje a la wiphala en Santa Cruz, la Gobernación negó la acusación e informó que el símbolo fue entregado sin daños a un militar.

“Terminado el acto cívico un grupo de cruceños bajo la bandera wiphala, que finalmente fue doblada, sin daños y entregada a un militar”, señala un mensaje emitido por la Gobernación cruceña a través de las redes sociales.


El mensaje aclara que existen imágenes de video que pueden corroborar lo que ocurrió con la wiphala y se agrega que el Gobierno actúa mal tergiversando la información “para procesar a cruceños”.

El comunicado también agrega que en el protocolo del acto organizado por la Gobernación cruceña no estaba prevista la iza de la wiphala.

El pronunciamiento se hace público, después de que el ministro Lima señaló que esta mañana se cometió un delito tipificado en el Código Penal de Bolivia como ultraje a los símbolos patrios.

El ultraje a símbolos nacionales se constituye en un delito de orden público, el Gobierno se va a constituir en parte querellante de este delito y se han iniciado las investigaciones correspondientes”, señaló Lima.

Sobre el tema, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, aseguró que el Gobierno fue el que rompió el protocolo al izar la whipala.

“El protocolo no se respetó desde el momento que ellos sabían que no podían poner la bandera whipala y sobre eso el vicepresidente fue a ponerla a la fuerza, el pueblo buscó la forma de cómo sacar la bandera y eso es lo que hay que aplaudir”, dijo Camacho a Unitel. 


Comentarios