Una marcha de afines al Movimiento al Socialismo llegó este martes hasta la Gobernación cruceña en defensa de la wiphala, bandera que colocaron en el frontis del edificio sin una autorización previa. Una hora después de la movilización, funcionarios procedieron al retiro de este símbolo.

Rubén Suárez, secretario de Seguridad Ciudadana, declaró que lo que se buscaba era provocar y que se haya generado violencia y que con estas acciones se puso en riesgo la integridad física de los trabajadores de la Gobernación y de las personas que estaban en el lugar realizando trámites. 

"Ingresaron de forma delincuencial", dijo a tiempo de comunicar que se tomarán acciones jurídicas en contra de quienes convocaron a esta manifestación que terminó con lanzamientos de huevos a las puertas de ingreso a la Gobernación y con gritos en contra del gobernador Luis Fernando Camacho.

Suárez brindó una conferencia de prensa, junto a otras autoridades departamentales, en las que señalaron que quienes participaron de esta manifestación lo hicieron movidos por un incentivo económico.

El secretario de Seguridad Ciudadana mostró fotografías en las que aseguró se ve a un grupo de personas (imagen de arriba) recibir dinero a cambio de haber participado en la marcha.

"Llamamos a la reflexión a esta gente que viene pagada", dijo Suárez a tiempo de adelantar que "no permitirán" que se sigan cometiendo más "abusos" y que se continúe con el "atropello" de personas que buscan se genere violencia, algo que como Gobernación anticipa no realizarán pues están abocados en hacer gestión.



Comentarios