El Gobernador de La Paz, Santos Quispe, manifestó este miércoles su posición sobre la ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

Según la autoridad de La Paz, pide que la ley sea abrogada en el menor tiempo posible ya que esta norma perjudicaría a los sectores sociales que se encuentran movilizados.

Quispe sostiene que las autoridades de Gobierno no socializaron oportunamente la norma con los sectores sociales y que la ley solo beneficiaría al entorno de Gobierno. 

“Esa ley es una ley maldita que solo beneficia al Gobierno, pero no beneficia al pueblo. Esa ley solo se ha analizado entre el Gobierno por eso rechazamos y nosotros también vamos a querer la anulación de la ley”, dijo la autoridad. 

TAMBIEN PUEDE LEER: Gobierno dice que dirigentes gremiales que piden la abrogación de la ley 1386 tienen intereses políticos

El sector de los gremiales y cívicos del país, determinaron nuevamente ingresar en una medida de presión para exigir la abrogación de la ley 1386.

Por su parte, las autoridades de Gobierno criticaron esta postura y la califican de desestabilizadora.

Comentarios