El presidente Luis Arce anunció la noche de este sábado la abrogación de la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo. Lo hizo en compañía de dirigentes del pacto de unidad y la Central Obrera Boliviana (COB) quienes anticiparon que se mantienen en alerta a la espera de que se levanten los bloqueos y se suspendan las medidas de presión que se realizan en el país.

"Para que no hayan más pretextos, ni argumentaciones que ocultan una verdadera intención política de trasfondo (...) la decisión está tomada. Esperamos que el lunes todo regrese a la normalidad", dijo el mandatario.

El anuncio de Arce fue realizado en el ocaso del sexto día del paro que llevan adelante distintos sectores del país, entre los que se incluyen a gremialistas, transportistas, cívicos y productores que recibieron el respaldo de una parte de la población.

Puedes leer: Calvo rechaza acusación de desestabilización y pide al Gobierno atender pedido de abrogación


"Tenemos la obligación de cuidar la economía, la democracia porque todo lo que está pasando está generando miedo e incertidumbre, innecesariamente en el país, producto de que hay sectores que tienen otros intereses que marcan las necesidades e inquietudes de los sectores sociales", añadió.

Arce también acotó que ya no se quiere "más luto, ni dolor" y que se pretende "la tranquilidad de que se reanuden las labores, que continuemos construyendo esta economía que está saliendo y que necesita de todos los bolivianos (...) no podemos parar la economía.

Comentarios