El embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Héctor Arce, destacó que el discurso del presidente, Luis Arce, en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue bien recibido por los representantes de 200 países que participaron de este foro mundial.

"Las palabras de Arce han sido bien recibidas en la ONU por el tono reflexivo y una visión estadista sobre temas internacionales", dijo este viernes Héctor Arce en entrevista con La Revista de Unitel.

Se puntualizó, señaló el embajador, que los grandes males de esta pandemia tienen que ver con salud, pero también con la economía y que es por ello que se planteó un proyecto de consolidación de varias políticas de apoyo entre ellas la posible condonación o refinanciación de programas de deuda en un gesto verdadero de solidaridad.

Puedes leerArce culpa en la ONU a Almagro y al embajador de la UE de la crisis política de 2019 en Bolivia

"Bolivia se mantiene en una posición bastante óptima en cuanto a su capacidad de refinanciar y adquirir créditos", dijo Héctor Arce y señaló que la reflexión del mandatario en la ONU fue más de carácter general. 

"En el caso nuestro, tenemos una situación económica aceptable, pero sí nos ayudaría una política de esta naturaleza y de esta dimensión sobre todo partiendo del principio fundamental de que se ha afectado el tema social de varios países que son los temas que deben ser atendidos", apuntó el embajador.


"Oportunidad perdida"

Para el exembajador ante la OEA, Jaime Aparicio, la participación del mandatario "es una oportunidad perdida", pues en su primera aparición en la ONU no ha hecho una propuesta constructiva ni amigable y ha preferido contaminar su discurso utilizando un tono agresivo.

"Los culpables de todos nuestros males son los otros y así descargamos nuestra responsabilidad, el contenido ha sido irrelevante", puntualizó Aparicio.

Puedes leer: "Están avasallando nuestras tierras", el reclamo al Gobierno durante actos por Santa Cruz

Luis Arce dijo que la crisis política fue impulsada con ayuda de la Organización de Estados Americanos “a través de su secretario general Luis Almagro, de otros gobiernos como el anterior de la Argentina que envío armas y municiones, del propio representante de la Unión Europea y otras Organizaciones No Gubernamentales de origen internacional”.

Comentarios