El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó este viernes que se envió un informe detallado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la situación en la que se encuentra Jeanine Añez y pidieron declarar “inadmisible” la solicitud de medidas cautelares de protección que pidió la expresidenta.

"Como Estado hemos encontrado que no existen los elementos que fundarían una solicitud requerida por las peticionantes y las personas que han pedido esa solicitud y hemos pedido que se declare inadmisible dicha medida", señaló Chávez en conferencia de prensa.

Las medidas cautelares, que el Gobierno pide que no sean concedidas a Añez, son un recurso para "solicitar a un Estado que proteja a una o más personas que estén en una situación grave y urgente de sufrir un daño irreparable", indica la CIDH en su sitio oficial.

Tras la solicitud planteada por la defensa de Añez ante la Comisión, este organismo pidió al Estado que responda sobre lo siguiente: sus observaciones a la solicitud de medidas cautelares, información sobre las condiciones de salud, tanto física, como mental de Añez y su acceso a atención médica tanto dentro como fuera del penal.

PUEDES LEER: Dictamen de la CIDH sobre Jeanine Añez tendrá que ser de cumplimiento obligatorio, según jurista internacional

El procurador dijo que la respuesta a la CIDH contiene los informes de los exámenes médicos que acreditan la situación de Añez, y que según el procurador tienen el aval del médico personal de la exmandataria.

"Esos informes dan cuenta, y en los que participó el abogado de confianza de la persona que requiere el beneficio (Añez) que no se encuentra en el estado que alega el la solicitud de medida cautelar y no convergen los requisitos de gravedad de la situación", señaló Chávez.

Cuando se presentó la iniciativa, los abogados de Añez explicaron que la solicitud ante la CIDH se motiva en las "amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de la vida e integridad personal de la exmandataria".

Chávez además aclaró que se entregó la respuesta a la CIDH en el plazo previsto y no se pidió una extensión, como afirmó una autoridad. 

Sobre el caso de Carolina Ribera, el procurador dijo que "no existe un grado de persecución" por lo que también consideran sin fundamento que haya pedido medidas de protección.

"Esperamos como Estado que sea desestimada la medida", agregó Chávez. 


Comentarios