El viceministro de Régimen Interior Nelson Cox señaló que ha sido desplegado personal de inteligencia para dar seguridad durante el paro que ha sido convocado para este lunes 11 de octubre en todo el país.

La autoridad recalcó que estarán atentos para que el aparato público funcione con normalidad tal y como ya lo ha establecido el Ministerio de Trabajo que señaló que la medida de presión es “forzada e injustificada” por lo que no asistir a la fuente laboral será considerado una falta injustificada.

"Estamos evaluando que no existan focos de violencia, por eso llamamos a la reflexión, es innecesario perjudicar al ciudadano y realizar paros que no van en contra de nuestro Gobierno, sino en contra de la economía de cada familia", dijo Cox.

El paro se cumplirá en rechazo al tratamiento de la ley Contra las Ganancias Ilícitas, norma que diversos sectores, entre los que se incluyen los gremiales, transportistas, médicos y cívicos, considera atentario contra los derechos de la ciudadanía.

El diputado del MAS, Rolando Cuéllar, solicitó a la Policía brinde las garantías para garantizar la libre locomoción de las personas y que se mantenga en vigilia para evitar la instalación de bloqueos.

Camacho pidió apoyar el paro

El gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, convocó a la ciudadanía a acatar la medida y rechazó la postura que se ha manifestado desde el partido de Gobierno de que esta es una protesta política y apuntó que la ley 'antilegitimación', que ahora está en pausa, lo que hará es "actuar en contra de todos los ciudadanos y quitarle su patrimonio y hasta su libertad".


Comentarios