El Ministerio de la Presidencia envió una carta dirigida al presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, a quien le solicita realizar una auditoría a las elecciones que se celebraron el 18 de octubre en el país.

"Respecto a un supuesto fraude electoral y a fin de dar certidumbre, tranquilidad y credibilidad a la ciudadanía boliviana, solito a su Presidencia, en virtud a los principios constitucionales de transparencia, publicidad y licitud de los actos públicos considerar la pronta realización de una auditoría al proceso electoral", dice parte del documento.

Dicha determinación es necesaria e imprescindible para otorgar mayor legitimidad a los resultados, "por el bien de la democracia y la vigencia de la pacificación del país iniciada en el Gobierno de Jeanine Áñez".

También se indica que "la democracia es el sistema de convivencia política y pacífica que debe garantizar a los ciudadanos la materialización de los principios rectores, como ser la libertad, igualdad, inclusión, transparencia, rendición de cuentas y otros".