La Conferencia Episcopal Boliviana se pronunció con preocupación ante lo que consideran una "deplorable situación de los derechos humanos y una manipulación de la administración de la justicia" que se vive en el país.

En un comunicado publicado este lunes se puntualiza de que ya no se puede postergar una "verdadera reforma del sistema judicial" que recupere la administración de una justicia transparente, imparcial e independiente.

Los obispos del país aseguran que esta situación, lo que hace, es remarcar una vulneración del Estado de Derecho, la reforma del sistema judicial por lo que hace el llamado a la reconciliación y la paz y que "solo así se puede garantizar el estado de Derecho y la democracia, la dignidad de toda persona y el bien común, la unidad y el desarrollo verdadero y pleno de nuestra sociedad".

Puedes leerAbogado de Jeanine Añez califica de "atrocidad y aberración" acusación de genocidio

Una de las salidas que proponen para encontrar la tranquilidad social es un amplio acuerdo nacional, en el que tengan representación todos los sectores políticos y sociales, con espíritu de diálogo, de paz y respeto mutuo.

De acuerdo al informe entregado por el grupo de expertos del GIEI se identificó falencias en la aplicación de justicia en el país, recomendaciones que de acuerdo al fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, iban a ser analizadas en una comisión.

Situación de Jeanine Añez

En referencia al caso de la expresidenta Jeanine Áñez, detenida por cargos de conspiración, terrorismo y sedición, los obispos consideran que ella vive una situación especialmente preocupante "por la evidente conculcación de su derecho a defenderse en libertad y al debido proceso, además del trato falto de piedad recibido".

"No se puede seguir ignorando los derechos fundamentales reconocidos por nuestra Constitución y pasar por alto el principio de presunción de inocencia; menos aún, usarlo arbitrariamente", remarca parte del comunicado.

Con lo expuesto se supone que se debe “dejar una lógica de buenos y malos para pasar a una lógica centrada en la persona. (…) Un proceso así vivido nos dignifica, nos anima y nos levanta a todos”.



Comentarios