En actividades convocadas dentro del Movimiento al Socialismo, partido que regresó al poder tras un año de ser oposición, se registraron peleas este fin de semana entre simpatizantes de la misma fuerza política.

Los casos se generaron en Potosí y en Santa Cruz. El primero, ocurrió el sábado en un congreso en la comunidad Tecoya, del municipio de Betanzos; allí hubo denuncias de dirigencias paralelas lo que causó disconformidad entre los asistentes generándose la gresca.

Las sillas plásticas 'volaban' de un lado al otro al igual que otros objetos que eran lanzados desde uno y otro bando. En el evento, después de las peleas, se abordaron temas como la elección de precandidatos para las elecciones subnacionales.

El otro caso de enfrentamientos entre masistas se dio en el aeropuerto de la capital cruceña cuando dos bandos se acusaban de ser 'infiltrados'; el hecho ocurrió cuando seguidores del MAS llegaron a la terminal aérea para dar la bienvenida al nuevo ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño.

Los golpes con palos, empujones y puñetazos iban de un lado al otro. Los medios incluso registraron peleas entre mujeres vestidas con los colores del partido de Gobierno.