La dirigencia departamental y nacional de los Interculutrales, además de la Federación Única de Campesinos, se manifestaron en contra de la realización del paro anunciado para este lunes 11 de octubre en el país.

Aseguran que es político y que además no corresponde hacerlo cuando el motivo por el que ha sido convocado, que es la paralización del proyecto de ley 'antilegitimación'- ya ha sido cumplido por parte del legisladores del Gobierno central.

Esteban Alavi, ejecutivo de la Confederación Nacional de Interculturales, señaló que no van a cumplir con el paro y que trabajarán de manera normal, "como cualquier otro día", porque, cumplir un paro, significaría ir en contra de la reactivación económica.


"Todos los bolivianos necesitamos trabajar. Ese dia el país trabajará con normalidad", anticipó el dirigente que advirtió con realizar protestas en contra de cívicos y quienes llevan adelante esta medida de presión.




Comentarios