El aumento de casos de coronavirus en Israel, donde la mayoría de la población recibió la vacuna Pfizer/BioNTech, es "una señal preliminar" de que este inmunizante puede ser menos eficaz para prevenir las formas leves del covid-19 provocadas por la variante Delta, dijo el lunes un experto.  

Sin embargo, Ran Balicer, presidente del panel nacional de expertos en covid-19 de Israel, subrayó que era "demasiado pronto para evaluar con precisión la eficacia de las vacunas contra la variante", identificada por primera vez en India en abril y que se está esparciendo en todo el mundo. 

Balicer, también director de innovación de la mutua sanitaria Clalit, dijo a la AFP que la aparición de la variante Delta como mutación dominante ha provocado un "cambio masivo en la dinámica de transmisión".  

El despliegue de vacunas en Israel, que comenzó en diciembre, ha sido uno de los más rápidos del mundo, lo que ha convertido al país en un caso de estudio.

Las vacunaciones habían reducido la transmisión a unos cinco nuevos casos locales diarios, pero esa cifra aumentó a unos 300 en los últimos días a causa de la variante Delta.  

Aproximadamente la mitad de los casos diarios se dan en niños, y la otra mitad en adultos, en su mayoría vacunados. 

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, advirtió el domingo que "con la variante Delta desbocada", Israel podría tener que volver a introducir ciertas restricciones que se levantaron el mes pasado para frenar la transmisión. 

Los estragos siguen en Rusia

Rusia anunció el martes que registró 737 muertes por covid-19 en las últimas 24 horas, un récord desde el inicio de la pandemia en este país en el se propaga la variante Delta.

Es la primera vez que Rusia, quinto país más afectado del mundo por el número de casos, supera la marca de 700 muertes diarias debidas al coronavirus. El país también registró 23.378 nuevos casos, las cifras más altas desde mediados de enero, cuando salía de una segunda ola.

Desde el comienzo de la epidemia, Rusia registró más de 5,6 millones de infecciones.

Durante los últimos ocho días el país estableció seis récords de mortalidad, y su lucha contra el virus se complica por una campaña de vacunación muy poco seguida.

Temor en Francia y Noruega seguirá con medidas

Francia podría enfrentar una cuarta ola de covid-19 a finales de julio debido a la propagación de la variante Delta, considerada más contagiosa, estimó este lunes el portavoz del gobierno, Gabriel Attal.

"En la última semana, la epidemia ha vuelto a ganar terreno", dijo Attal a la radio France Inter. La variante Delta representa ahora el 30% de las nuevas infecciones en el país.

Una cuarta ola de infecciones es "una posibilidad"
para finales de este mes, añadió, haciéndose eco de una advertencia emitida por el ministro de Salud, Olivier Véran, el fin de semana.

"El ejemplo inglés muestra que es posible una ola a partir de finales de julio", había advertido Véran en Twitter.

Varios países, entre ellos Reino Unido y Rusia, viven ya un alarmante aumento de casos a causa de esta variante, que se identificó por primera vez en India.

Noruega aplazó "a fines de julio o principios de agosto" el levantamiento casi total de sus restricciones sanitarias para prevenir una eventual cuarta ola de la pandemia de covid-19, causada por la variante Delta.

Inglaterra, repunte de casos, pero menos hospitalizaciones y muertes

Llevar mascarilla y respetar el distanciamiento físico dejará de ser obligatorio en Inglaterra a partir del 19 de julio, anunció el lunes el primer ministro Boris Johnson, que instó a los británicos a "aprender a vivir" con el coronavirus mostrándose prudentes.

Pese a que el número de nuevos casos está disparado en torno a 25.000 diarios debido a la muy contagiosa variante Delta, gracias a las vacunas esto no se ha traducido en un fuerte aumento de hospitalizaciones y muertes, precisó, justificando su decisión de acabar con todas las imposiciones legales en 15 días.

El ejecutivo también establecerá esta semana un sistema por el cual los británicos totalmente vacunados podrán ir de vacaciones a países de la lista "ámbar", que incluyen a España y la mayor parte de Europa, sin tener que hacer cuarentena a su regreso.

"Tenemos que aceptar abiertamente que si no levantamos las restricciones aprovechando la llegada del verano ¿cuándo lo vamos a hacer?", afirmó Johnson en una rueda de prensa televisada, subrayando que las opciones serían hacerlo en invierno -cuando el virus cobra más fuerza- o "no hacerlo este año".

Así, a partir del 19 de julio, podrán reabrir discotecas y otros locales de ocio nocturno con la posibilidad de bailar y consumir en la barra, no habrá limitaciones a las reuniones privadas ni a grandes eventos como conciertos o partidos y terminará la consigna del teletrabajo.




Comentarios