Héctor Arce y Javier Zavaleta, exministros del Gobierno de Evo Morales, dejaron la residencia de la Embajada de México en La Paz, lugar en el que permanecieron casi once meses luego de las fallidas elecciones que derivaron hechos violentos ocurridos entre octubre y noviembre de 2019.

Las exautoridades tenían orden de aprehensión, misma que fue dada de baja hace una semana por errores procesales en la investigación, detalló el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; tanto a Zavaleta como Arce, se los investiga por los delitos de terrorismo y sedición.

"Después de 360 días de haber estado como asilado diplomático en la Residencia de la Embajada de los Estados Unidos Mexicanos en La Paz, agradeciendo profundamente al Gobierno y al pueblo de México, retiré mi solicitud de asilo y me reencontré con mi familia, recobrando la paz y la tranquilidad que nos arrebataron injustamente", escribió Arce en su cuenta de Facebook.

Zavaleta, que fue ministro de Defensa, también se pronunció la semana pasada en su blog en el que adelantaba que ahora se podrá defender en libertad "de estas acusaciones falaces y sin asidero" y que lo haría fuera del "asilo al que me acogí y que el Estado mexicano me lo concedió en una muestra de solidaridad, respeto al derecho internacional y en apego a su larga tradición de asilo político"

Se sabe que aún permanecen en la residencia mexicana los exministros Juan Ramón Quintana, Wilma Alanoca y Hugo Moldiz.



Comentarios