"El señor (Luis) Arce debe dejar las quejas y comenzar a trabajar", así respondió la expresidenta Jeanine Áñez a los cuestionamientos y críticas que se han planteado desde el Ejecutivo nacional al gobierno de transición que ella dirigió.

La frase de Áñez surge luego de las declaraciones de la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, que señaló que se ha empezado a desmontar un "andamiaje neoliberal" que estaba "al lado de unos pocos", conclusiones realizadas durante un balance preliminar realizado al cumplirse el primer mes de mandato de la actual administración.

Áñez escribió en su cuenta de twitter que ella recibió "un Estado con despilfarro y un petróleo que llegó a cero" y que "por pandemia no cobramos impuestos para no ahogar a las familias y además hicimos tres bonos para ayudarlas" por lo que se hizo "lo correcto, con lo que se podía".

En la evaluación que se realizó desde la administración de Arce, se hizo énfasis en que se está en un periodo de "reconstrucción" de la economía nacional y que se recibió un Estado con números más bajos que los que se registraron en la crisis de los años 80 bajo el mando de la Unidad Democrática Popular (UDP).

“Ahora estamos recuperando esta senda de estabilidad económica, política y social. Ya iniciamos el desmontaje del andamiaje neoliberal que estaba al servicio de unos pocos y estamos reconstruyendo los cimientos de modelo económico social comunitario productivo boliviano”, dijo Prada.

Comentarios