El exembajador de Bolivia ante la Organización de Estado Americanos (OEA), Jaime Aparicio, asegura que la Procuraduría General del Estado, no tiene "competencia legal ni técnica" para emitir un pronunciamiento respecto a la revisión de las actas del proceso electoral del año 2019. 

“No tiene la competencia legal, ni técnica para pronunciarse sobre un acuerdo de carácter internacional que fue suscrito entre el Gobierno de Bolivia y la OEA, es un acto bastante incomprensible que el Procurador quiera intervenir en un acto que no tiene nada que hacer con sus competencias internas que es el rol de una Contraloría”, sostuvo Aparicio. 


TAMBIEN PUEDE LEER: Gobierno analiza tres vías para llevar a un juicio a la OEA por auditoría a las elecciones de 2019

Respecto a las intenciones del Procurador General del Estado, Wilfredo Chávez, quien desafío a la oposición a revisar “acta por acta” el proceso electoral de 2019 para verificar si hubo o no fraude.

El exembajador asegura que, "no existen evidencias suficientes ya que fueron destruidas" y solo están las actas que se habrían elaborado para el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

Que recuento van a hacer, si lo que hay es evidencia, información que se ha destruido y actas que se fabricaron solo para el TREP, es decir, actas adulteradas, la OEA encontró mediante un muestreo cerca de cuatro mil actas adulteradas”, aseguró Aparicio. 

Aparicio recordó que el propio Gobierno boliviano solicitó a la OEA una auditoria de carácter vinculante sobre el proceso electoral del 2019. Este informe concluyó que hubo una “manipulación dolosa e irregularidades graves”, respecto a las elecciones del 2019.

Comentarios