A través de un comunicado, la Unión Europea descartó que haya participado en alguna conspiración para supuestamente preparar un golpe de Estado el 2019 y aclara que en coordinación la Iglesia Católica se buscó pacificar el país. 

“La Delegación de la Unión Europea, junto con las misiones diplomáticas de los Estados Miembros de la UE en Bolivia, rechaza categóricamente las acusaciones de haber participado en noviembre de 2019 en una conspiración con el objetivo de preparar un golpe de Estado”, señala el comunicado emitido.

También te puede interesar: Presidente del Senado acusa a la UE de “complicidad” con Jeanine Añez tras la renuncia de Evo

El mismo documento explica que en un trabajo bajo el liderazgo de la Iglesia, ayudó a facilitar reuniones involucrando a actores clave de todos los partidos políticos, incluidos representantes de MÁS, con el objetivo de “ayudar a pacificar el país en tiempos de extrema tensión facilitando una plataforma para el diálogo, con el propósito de evitar más violencia y poner fin a la crisis que sacudió al país”.

La UE destaca que mantiene desde hace mucho relaciones con Bolivia, basadas en un diálogo bilateral sostenido.

Hace unos meses, el presidente de la Cámara de Diputados Andrónico Rodríguez, acusó a la UE de haber avalado al gobierno de Jeanine Añez. 

“La Unión Europea, ni bien se autoproclamó Añez, estaba detrás para avalar, para nosotros eso significa complicidad al hecho causado en noviembre del 2019”, manifestó Rodríguez hace cuatro meses.


Comentarios