El relator de la Organización de Naciones Unidas, Diego García- Sayán presentó la mañana de este martes en Ginebra su informe sobre la situación de la independencia judicial en el mundo, incluyendo las observaciones a la justicia boliviana, algo que desde el Ministerio de Justicia observan con preocupación debido a que se pueden dar
"malinterpretaciones".

García Sayán habló ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de una injerencia en la justicia e indica que jueces, vocales y magistrados están en situación de vulnerabilidad y expuestos a diferentes formas de injerencia o presión y también del proceso judicial contra Jeanine Añez pues dicho caso pone de manifiesto temas estructurales de la administración de justicia, como la generalización de la detención preventiva.

"Todas las personas tienen derecho a un juicio justo y las garantías judiciales de ley. Esto no puede tener ninguna excepción", dijo García Sayán.


Puedes leerGarcía-Sayán ratifica sus observaciones ante el Consejo de DDHH

Tras lo expuesto en la ONU, el ministro de Justicia, Iván Lima, indicó que de las diez recomendaciones que hace el relator a partir de su informe se han tenido acciones concretas en el proceso que se viene desarrollando sobre la confianza entre todos los actores políticos, en los últimos días, "se ha visto empañado por una serie de imprecisiones en las declaraciones del relator".

Dijo que se ve con "profunda preocupación que muchos de los sectores puedan tergiversar o malinterpretar determinaciones y afirmaciones (de García Sayán) que han tenido como fin buscar el permanente mejoramiento de la administración de justicia en el país".

Comentarios