Los discursos de Luis Arce y David Choquehuanca, como presidente y vicepresidente de Bolivia, concentraron la atención de los políticos opositores que se manifestaron su posición a través de las redes sociales.  Algunos consideraron al segundo mandatario como más conciliador.

Para el vocero del Movimiento Demócrata Social (MDS), Vladimir Peña, fueron dos discursos. Uno donde el vicepresidente trató de mostrarse reflexivo y dispuesto a superar varios males, mientras que del presidente dice que confundió su posesión con un mitin de campaña.


El líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, consideró que el discurso de unidad y reencuentro que brindó el vicepresidente, “lo desmintió”, Luis Arce que se ensañó contra el proceso de transición. “Habló solo para el 55% que votó por él y se olvidó del 45% que no lo hizo”, agregó.

El exministro de Economía, durante la gestión de Jeanine Añez, Oscar Ortiz, se declaró parte de la oposición y manifestó su compromiso por la libertad y democracia de los bolivianos.


Para Luis Fernando Camacho, hoy es un mal día para la democracia de Bolivia. En parte de su post compartido en Facebook hace un llamado para no perder la fe.