Cuando eran las 18:16 minutos, el presidente Luis Arce, que minutos antes había arribado a Bolivia, recibía de David Choquehuanca el bastón de mando que le había entregado el domingo, minutos antes del viaje para su chequeo médico.

Fue un acto protocolar sencillo y rápido. Arce ingresó al Salón Rojo del aeropuerto de El Alto y tras recibir su el bastón de mando salió apresurado, evitó brindar declaraciones a la prensa a pesar de que intentaron realizarle algunas preguntas.

La ministra de la Presidencia, Mara Nela Prada, agradeció las muestras de gratitud con el mandatario e informó que mañana liderará la reunión de Gabinete donde se evaluará proyectos de leyes y de decretos supremos.

Luis  Arce viajó a Brasil el pasado domingo en la mañana para someterse a un chequeo médico del cáncer que le fue diagnosticado el 2017. Desde el Gobierno informaron que debe someterse a chequeos anuales.