El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, se pronunció este martes ante sus seguidores, reunidos en la plaza 24 de Septiembre, sobre la decisión de la Fiscalía de postergar sin fecha su declaración por el caso de la crisis política de 2019 que derivó en la renuncia de Evo Morales.

“Si suspendieron la citación (de la Fiscalía) no fue por miedo a Camacho, fue por miedo a Santa Cruz”, señaló el gobernador en puertas de la Casa de Gobierno del departamento cruceño.

En su discurso Camacho reiteró que las acusaciones en su contra son infundadas y que nunca existió un “golpe de Estado” como asegura el Gobierno del MAS. “Salimos a defender el voto contra el fraude. El pueblo no es golpista”, señaló.

Camacho fue denunciado por la exdiputada Lidia Patty por los delitos de sedición, conspiración y terrorismo. La Fiscalía determinó este lunes que deberá declarar luego de su padre, José Luis Camacho, que por razones de salud ha pedido comparecer en Santa Cruz.

PUEDES LEERAbogado de Camacho cree que apoyo popular hizo retroceder a la Fiscalía sobre citación

Respaldo a sectores movilizados y mensaje al presidente

Camacho además respaldó las movilizaciones del movimiento cívico en contra de la ley de lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas, que asegura pretende ser usada como un “instrumento de persecución contra los empresarios”.

Este lunes los cívicos llamaron a acatar un paro convocado por el sector gremial y al que se han sumado también el Conade y otros sectores que rechazan la ley ‘antilegitimación’ pese a que el tratamiento de la norma se ha paralizado.

Camacho también pidió cesar la “persecución” contra las autoridades electas que son de la oposición, expresó su respaldo a los cocaleros de los Yungas, a quienes felicitó por la retoma del mercado de Adepcoca, y a la marcha de los indígenas de tierras bajas que exigen dialogar con el Gobierno.

Finalmente, el gobernador le pidió al presidente Luis Arce “que se ponga a trabajar” y que “deje de ser el títere de Evo Morales”.


Comentarios