Reiterando al Gobierno su pedido de diálogo, este jueves por la mañana la Marcha Indígena se dirigió hasta las oficinas del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA) exigiendo que sus demandas sean escuchadas por el Gobierno central.

Los marchistas manifestaron que se quedarán hasta el mediodía. “Saben que estamos acá y no bajan”, manifestó con evidente molestia Ángel Moirenda, indígena de Guarayos.

También te puede interesar: Camacho se compromete a llevar demandas de indígenas ante el Gobierno central

Debido a la manifestación de protesta, un contingente de la Policía llegó al lugar con el objetivo de resguardar esta infraestructura.

Mientras tanto, el INRA trabaja con normalidad y la atención se realiza a puertas cerradas. La calle Ñuflo de Chávez, donde funciona esta dependencia ha sido cerrada.

La Marcha Indígena que partió en agosto desde Trinidad exigiendo el respeto a sus tierras, a sus costumbres y creencias arribó a la capital cruceña el 30 de septiembre, con el objetivo de reunirse con los cuatro poderes del Estado para hacer escuchar sus demandas.

Pese a los reiterados pedidos para dialogar con el presidente Luis Arce, hasta la fecha el Gobierno central no atiende sus demandas.

Comentarios