Max Mendoza, el dirigente universitario acusado de recibir de forma ilegal un sueldo de Bs 21.000, señaló en un video que compartió en las redes sociales, que todo el dinero que ha recibido él y otros dirigentes ha sido en el marco de las normas vigentes y anunció procesos legales a quienes hayan mellado su dignidad.

“Nos vamos a defender de todas las denuncias que nos están planteado, porque mi persona y los ejecutivos de las Fules no hemos recibido un centavo que no sea de forma correcta y legal”, afirmó Mendoza, en un video compartido a través de la pagina en Facebook de la Confederación Universitaria de Bolivia (CUB).

También te puede interesar: Anulan sueldos, viajes, viáticos y vehículos de los que gozaba el dirigente Max Mendoza

El dirigente universitario ha sido blanco de críticas desde la semana pasada, cuando se llegó a conocer que desde el 2018 percibe un salario que ronda los Bs 20.000 del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), de la que forma parte como representante de los estudiantes.

El dirigente sostiene que la mayoría de las denuncias en su contra son calumnias hacia la CUB y a las Federaciones Universitarias Locales.  Asegura que cuentan con los respaldos del dinero recibido y que realizarán los respectivos descargos y posteriormente iniciarán demandas.


“Una vez se esclarezca este tema también tomaremos acciones legales contra quienes difamen el honor de cada uno de nosotros, haciendo quedar mal a la dirigencia universitaria nacional y regional”, señaló.

En el video el dirigente también realizó denuncias contra otros directivos universitarios, a los que señala por haber difundido denuncias en su contra. Habló también de irregularidades en la CUB.

La tarde de este jueves se conoció que además del salario que percibía, Mendoza tenía acceso a viáticos cuando realizaba viajes al interior y exterior del país y se le habían asignado dos vehículos para su uso; sin embargo, esos beneficios quedaron sin efecto pues fueron anulados hoy.

La Fiscalía informó que ha recibido cuatro denuncias contra el dirigente.

Comentarios