El expresidente y líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, pidió a la Organización de Naciones Unidas y a la Unión Europea, “facilitadores del diálogo en la crisis de 2019”, que se pronuncien sobre “la inexistencia” de un golpe de Estado "ni delitos en la sucesión constitucional de Jeanine Añez” para que se evite una violación de DDHH y de la democracia en el juicio oral que debe ser reinstalado este viernes dentro del denominado caso golpe II.

“Creo que es su deber moral”, subraya Mesa, que también fue candidato presidencial en las elecciones fallidas de 2019 en donde se denunció fraude electoral y se dio una crisis política.

A través de una carta, dirigida a Susana Sotoli, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Bolivia, Mesa expresa su preocupación por lo que considera un ilegal e ilegítimo juzgamiento penal de Añez, “violatorio de las más elementales garantías constitucionales del debido proceso, por un hecho que nunca ocurrió: un inexistente golpe de Estado”.

Pido una posición pública de parte de las Organización de Naciones Unidas sobre la cuestión de fondo de este ilegal e injusto proceso penal, además de los aspectos formales e importantes de la falta de un debido proceso”, dice parte de la carta que se hizo pública, a solo horas de que se pueda dar un posible fallo dentro del juicio.

“Subrayo el contexto de un escenario de polarización y confrontación en Bolivia, que sigue alimentándose con juicios como este y un discurso de odio y confrontación que no ayuda a la reconciliación y la paz en nuestro país”, finalizó.

Comentarios