Carlos Mesa cuestiona la aprobación de la Ley contra enriquecimiento ilícito que será tratada por la Cámara de Senadores luego de recibir la aprobación en la Cámara Baja. Asegura que es inconstitucional y que en lugar de beneficios, lo que hace es atentar contra los derechos fundamentales de distintos sectores.

De acuerdo al líder de Comunidad Ciudadana, con esta norma se "busca dotar al MAS de otro instrumento de persecución y chantaje" por lo que no puede permitirse su aprobación y posterior promulgación.

Entre los sectores, que identifica Mesa, que serán vulnerados están los gremiales, periodistas, transportistas, comerciantes, iglesias y las ONG.

Incluso el sector gremial, en asamblea nacional, determinó movilizaciones entres las que se incluirán marchas y huelgas de hambre que iniciarán desde el 5 de octubre como medida de presión para protestar en contra del tratamiento de esta norma.

Para el Gobierno, esta ley no establece ningún mecanismo de sanción para las actividades económicas informales y que, por el contrario, busca proteger a la población de los legitimadores de dinero que abusan de la buena fe de los comerciantes, gremiales, empresarios y transportistas.

Comentarios