El ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, justificó la postergación del Censo para mediados de 2024 con la resolución que se tuvo tras la Reunión del Consejo Nacional de Autonomías y los encuentros con las universidades y alcaldes municipales en donde se recibieron sugerencias y observaciones de las regiones que, de acuerdo a la autoridad, solicitaron que se profundice la coordinación dentro del proceso censal.

Remarcó que los municipios quieren participar de la actualización cartográfica y que incluso se solicitó que la boleta sea traducida a diferentes idiomas originarios, además de realizar un trabajo técnico junto al INE. “Se han realizado requerimientos que van a representar una necesidad de mayor tiempo para hacer el proceso censal”, dijo el ministro.

PUEDES LEER: Gobierno: Ingresos de municipios por coparticipación tributaria e IDH mejorarán a partir de agosto


Sobre lo expuesto por el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) El Alto, Fernando Rivero, que se debe dar una “compensación económica y reposición de recursos” por la postergación de la toma de datos a escala nacional, el ministro Cusicanqui evitó dar una respuesta de forma directa y se limitó a decir que como Gobierno están enfocados en dar el primer paso, “que es realizar el Censo”.

Añadió que una vez se tengan los datos precisos, estos permitirán realizar “hacia adelante” una serie de actividades como la distribición de recursos y escaños, pero que de acuerdo a la normativa se necesitan los datos del censo.

"Estamos trabajando en función al marco normativo y en lo que se ha recomendado en el consejo nacional de Autonomías. Al momento tenemos un decreto que establece que el censo se debe hacer entre mayo y junio de 2024, esa es también la recomendación técnica que ha emergido de organismos internacionales", apuntó.

Comentarios