La Cancillería de Argentina confirmó el arribo de Facundo Molares, a Buenos Aires en un avión de la Fuerza Aérea de ese país el domingo por la noche. El exguerrillero argentino es investigado por la muerte de dos personas en Montero.

En un mensaje difundido a través de Twitter, la Cancillería argentina señaló que fueron largas las gestiones ante el gobierno de Luis Arce. 

Una nota de prensa de la Cancillería argentina señala que Molares estuvo acompañado por autoridades bolivianas y de la Embajada Argentina cuando abordó el T-11 de la Fuerza Aérea enviado por la Presidencia del vecino país, que lo transportó hasta Buenos Aires y posteriormente a un centro de atención médica. 

El mismo comunicado sostiene que el Tribunal Número 1 Penal de Sentencia de la ciudad de Montero autorizó medidas sustitutivas para Molares pero además, en vista de los argumentos de su abogado y del consulado argentino en Santa Cruz, el detenido reciba atención médica en su país.



"Molares debería presentarse periódicamente ante el Consulado boliviano en Buenos Aires, hasta que se resuelva el caso de fondo", señala el mensaje de la Cancillería.

El abogado de Molares en Bolivia, Marco Antonio Justiniano, señaló que se ha cumplido con todo lo que estableció la justicia para que retorne a su país y agregó que no existen pruebas que haya participado en la muerte de dos personas en Montero.

El Ministerio Público no ha demostrado que fuera el autor que participó en la muerte de estas personas", señaló. 

Estuvo en los enfrentamientos en Montero

Tras los enfrentamientos el 30 de octubre en Montero entre afines al MAS y quienes apoyaban el paro cívico que exigía nuevas elecciones, Facundo Molares, quien terminó lesionado, se refugió en un domicilio del barrio Cofadena en Montero.

Debido a la gravedad de sus lesiones, el 11 de noviembre fue internado en una clínica como una persona no identificada, motivo por el que este centro de salud dio parte a la Policía. Días después fue trasladado a un hospital público.

La investigación de la Policía permitió identificar al herido como Facundo Molares que fue parte de las Fuerza Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En una audiencia del 30 de noviembre, la Justicia determinó que Molares sea enviado a la cárcel mientras se llevaban a cabo las investigaciones para esclarecer el asesinato de Salvatierra y Marcelo Terrazas.

“Yo estuve en el puente, lo del puente fueron tres días de lucha en diferentes formas. Yo participé ese día y muy activamente porque en primer lugar quiero solidarizarme con las víctimas. No digo para quedar bien delante del pueblo, ni nada; porque yo también me considero víctima”, declaró Molares ante el juez, antes de ser enviado a la cárcel.

El 6 de diciembre por razones de seguridad el Gobierno decidió trasladar a Molares desde Palmasola a Chonchocoro.

Comentarios