La jornada de ese domingo, el ex presidente Evo Morales arribó a Jujuy, Argentina, para iniciar con su retorno a Bolivia, tras permanecer por varios meses en el país vecino.

Según la información recolectada, Morales se trasladó, en horas de la noche, a la ciudad de la Quiaca, donde el presidente de Argentina, Alberto Fernández, brindó una cena al ex presidente y ex vicepresidente Álvaro García Linera.

Dentro de la agenda que se ha hecho conocer a los medios, Morales ingresará al municipio boliviano de Villazón acompañado también del mandatario Fernández.

Después se hará una caravana por tierra que cruzará algunas localidades como Tupiza y Orinoca teniendo como destino final Chimoré, en donde se prepara una recepción de la Federación de cocaleros y movimientos sociales para darle la bienvenida.