Rubén Costas cumplió este viernes su último día como gobernador del departamento de Santa Cruz, deja el cargo luego de 15 años, tres elecciones ganadas y quedando en la historia como la primera autoridad departamental elegida por voto popular.

“Yo me siento bendecido de haber tenido tanta gente que ha apoyado esta gesta. Estoy agradecido porque esta travesía ha sido muy difícil”, dijo Costas al recorrer los pasillos de la gobernación para saludar a los funcionarios que lo acompañaron durante estos años.

Costas asegura que deja la Gobernación de Santa Cruz con alegría y tranquilidad. “Ha habido una transición muy democrática, muy civilizada”, señaló.

“Fui el primer prefecto electo, el primer gobernador y que ahora venga otro gobernador electo es parte de esa impronta, de esa historia. Por eso me siento tan contento”, agregó.


Costas dijo sentirse orgulloso de haber tenido una gestión pacífica que durante 15 años nunca hizo uso de la fuerza para reprimir ninguna protesta y las soluciones a los conflictos, incluso en los momentos más complicados, fueron a través del diálogo.

El gobernador saliente pidió que se brinde el mismo apoyo que recibió a las nuevas autoridades electas que iniciarán el trabajo de la nueva gestión a partir del lunes 3 de mayo. “Si les va a ir bien a los que vienen, le va a ir bien a Santa Cruz”, puntualizó.

“Muchas gracias, hasta pronto”, dijo finalmente entre aplausos y globos con los que fue despedido por los trabajadores de la Gobernación.

Este lunes asumirá Luis Fernando Camacho el cargo de gobernador de Santa Cruz por la gestión 2021- 2026 iniciando un nuevo periodo institucional en el departamento más grande de Bolivia.



Comentarios